Domingo Rigüela Padrón | OPINION

“Asesores, cargos de confianza ¿Son necesarios?”

Esta lacra supone 20.000 cargos de confianza, con un coste de más de 1.000 millones de euros a las arcas públicas. Nuestras administraciones no han sido ajenas a estas prácticas. Una de estas oficinas de colocación de acólitos, fue el Cabildo Insular en la anterior legislatura. PSOE con 10 y Nueva Canarias con 4 consejeros electos, colocaron a mas de 60. Pero lo llamativo es que NC, con sólo cuatro, tenía asignado 29 cargos de confianza.

Mi posicionamiento sobre el personal eventual o "cargos de confianza", es que son necesarios. Aunque sus nombramientos a lo largo de la democracia, han sido mal utilizados y se han convertido en una lacra para las arcas públicas. La ambigüedad de la legislación, ha permitido que unos puestos de trabajo concebidos para el asesoramiento de cargos electo y realizar labores políticas en las administraciones públicas, se hayan transformado en una forma de colocación de los acólitos políticos. ¿Alguien entiende que el Alcalde de Madrid, tuviera dos conductores contratados como "cargos de confianza"?

Esta lacra supone 20.000 cargos de confianza, con un coste de más de 1.000 millones de euros a las arcas públicas. Nuestras administraciones no han sido ajenas a estas prácticas. Una de estas oficinas de colocación de acólitos, fue el Cabildo Insular en la anterior legislatura. PSOE con 10 y Nueva Canarias con 4 consejeros electos, colocaron a mas de 60. Pero lo llamativo es que NC, con sólo cuatro, tenía asignado 29 cargos de confianza.

Telde tampoco ha estado al margen de estas actuaciones de dudosa legalidad moral. Pero parece más flagrante, cuando llevamos años en una crisis económica, tanto de la administración local, como de los ciudadanos. El personal eventual en Telde es de 23, recogido en el presupuesto de 2009 que ha sido prorrogado año a año, por la incapacidad de los gobiernos de las dos legislaturas, para ponerse de acuerdo en ajustar el presupuesto local a la situación de crisis. Entre el personal eventual se encuentran 4 secretarios políticos: 1 grupo NC-CCN, 1 Partido Popular, 1 Ciuca, 1 el grupo Mixto compartido al 50% por PSOE y Más Por Telde. Estos puestos tienen una especial dedicación a las labores políticas, por más que alguna secretaria, pase el horario laboral, haciendo labores de canguro. Entre los números más asombrosos, están los de CC, que contando con 2 cargos electos tiene asignados 4 cargos de confianza.

Una asesora de Ciuca en educación, estuvo meses sin aparecer por la concejalía, y fue cesada 6 meses después de su nombramiento, tras preguntar Más por Telde en el pleno. Este tipo de ausencias prolongadas suelen ser habituales en los cargos de confianza de algunos partidos. En la anterior legislatura Más por Telde denunció públicamente la incomparecencia dela Directorade Recursos Humanos, miembro de NC, que estuvo cobrando 6 meses sin aparecer por el ayuntamiento. Tras la denuncia, fue cesada. Pero la historia se volvió a repetir, el señor Mendoza, cargo de confianza de NC en el Cabildo Insular, tampoco apareció por la corporación insular en toda la legislatura, será cosa de "los Alisios".

En ocasiones, ha habido cargos de confianza, directores de Gobierno o coordinadores que suplantan labores que deben efectuar funcionarios. Sin embargo, algunos y algunas, nos cuesta a los teldenses casi 60.000 euros más al año. Está claro que sobran cargos de confianza en Telde, máxime cuando su productividad no es equivalente al salario que perciben, y por supuesto, sus labores pueden ser realizadas por funcionarios. Además se corre el riesgo que estos cargos de confianza se queden en plantilla, como sucedió con un abogado, cargo de confianza de NC en San Bartolomé de Tirajana, aunque es vecino de Telde y fue alcalde de Mogán, que denunció y tuvieron que mantenerlo en plantilla. No se entiende que se despidan empleados públicos que han probado sus conocimientos en un proceso selectivo, cuando se mantienen cargos de confianza elegidos por dedocracia "y sin experiencia profesional que lo sustente"

A esto debemos sumar los concejales liberados y con sueldo de la administración pública. El grupo de gobierno tiene 14 concejales liberados. Uno de ellos, Guillermo Reyes, no tiene asignada ninguna concejalía y mantiene un sueldo de 52.292'20 euros anuales, el mismo sueldo que el otro teniente alcalde, que tienen varias concejalías a su cargo. Es fácil entender, por qué se mantienen aún en este grupo de gobierno.

Más asombroso parece el grupo político de NC-CCN tenga tres concejales liberados, que cobra cada uno 35.847'56 euros al año. Y basan su trabajo y política de oposición, en leer los portales digitales y sumarse a lo que caiga, en lugar de leerse los expedientes.

Es inadmisible, aún más con la que cae, tener tantas personas viviendo de nuestros impuestos, sin que más de 17.000 ciudadanos tengan un empleo. Nos suben los impuestos, nos reducen los servicios, despiden a trabajadores públicos, pero ellos mantienen su clan, como si la crisis no fuera con ellos.

Comentarios

Otras opiniones de este autor