Domingo Rigüela Padrón | OPINION

“Lo lamentable, la deontología y la fiscalía”

Lo de “anteponer intereses personales” parece cuadrarle más a su actitud. Incluso puede que 50.000 euros lo justifiquen. Pero también puede ser su pensamiento “nunca es tarde para cambiar y darse cuenta de la realidad…” merezca la atención del Colegio de Abogados, para ver donde se ha dejado la deontología profesional, o, si me apura, la atención de la fiscalía.

En el reparto de cargos que está haciendo el grupo PP-CC después de la salida de CIUCA del gobierno, entre distintos trásfugas y funcionarios eventuales, estamos asistiendo a una cadena de excusas, explicaciones y justificaciones cuyo mas reciente eslabón nos lo ha regalado Don Carlos La-chica, ilustre abogado, que al hacerlo en mitad de la gran escandalera, que ha supuesto el Informe del Interventor, puede pasar desapercibido. En Más por Telde queremos evitarlo.

Don Carlos dice que, como parte de la oposición del ayuntamiento de Telde, nuestra conducta es lamentable porque no "arrimamos el hombro" como hace él, que sacrifica su gran espíritu crítico por el bien de todos nosotros. Gracias Don Carlos, pero no cuela. A lo suyo hay que calificarlo de inmoralidad política y profesional. Veamos un ejemplo.

En el año 2009, el entonces gobierno de Telde encabezado por D. Francisco Santiago, Don José Antonio Perera y Don Juan Martel (NC-PSOE-CCN) decidió denunciar y mandar a los juzgados más de 40 expedientes sobre asuntos procedentes del llamado "cuatrienio negro" del gobierno del PP-CIUCA encabezado por Don Francisco Valido, Francisco Santana y Don Guillermo Reyes.

¿A quién encargó Don Francisco Santiago la realización del estudio de los expedientes para mandarlos al juzgado? A Don Carlos La-chica.

¿Quiénes eran los imputados más relevantes? Doña María del Carmen Castellano, Don Guillermo Reyes y Don Francisco Valido.

De todos esos asuntos vamos a fijarnos en uno muy concreto. El expediente 1697/05 de venta parcela de La Mareta a Don Ambrosio Jiménez.

¿Qué abogado se encargó de presentar la denuncia? Don Carlos La-chica.

¿A quién imputaba? A Don Francisco Valido, a Don Guillermo Reyes, a Don Carmelo Reyes, a Don José Suárez y a Doña Raquel León.

La denuncia terminó archivada a pesar de que el juez dictó procesamiento y la Audiencia Provincial lo confirmó.

Las razones para que haya ocurrido esto, son un tanto extrañas. Don Carlos La-chica presentó la denuncia como "acusación particular" (como un ciudadano que está afectado directamente en el asunto) y no como "acusación popular" (cualquier ciudadano que cree que existe un delito). ¿Se equivocó? Los jueces decidieron que no estaba legitimado para denunciar como "acusador particular".

Y el fiscal no realizó acusación, entre otras razones, porque Don Carlos denunció a algunos que no habían participado en el acuerdo, Don Carmelo Reyes y Doña Raquel León; y al mismo tiempo "se olvidó" de denunciar a dos concejales que sí lo hicieron: Doña Mª. Carmen Castellano y Doña Guadalupe López.

Como lo leen. Don Carlos imputó a quien no debía y se "olvidó" de acusar a la señora alcaldesa. Al menos eso dice el fiscal en su informe del 26 de mayo de 2011. El resultado: archivado sin juicio.

Y ahora, por servicio a los ciudadanos, Don Carlos "se deja contratar" como funcionario eventual por la alcaldesa "no imputada" Doña María del Carmen Castellano. ¿Lamentable? No, Don Carlos. La actitud de Más por Telde, manteniendo el mandato que nos dieron los vecinos para ejercer la oposición no es lamentable.

Lo de "anteponer intereses personales" parece cuadrarle más a su actitud. Incluso puede que 50.000 euros lo justifiquen. Pero también puede ser su pensamiento "nunca es tarde para cambiar y darse cuenta de la realidad..." merezca la atención del Colegio de Abogados, para ver donde se ha dejado la deontología profesional, o, si me apura, la atención de la fiscalía.

¿Que estará pensando su cliente Don Francisco Santiago? "Chapuza tan grande como una catedral". Este apelativo utilizó este mediático letrado, al referirse a la adjudicación de los locales de Melenara, antes de pasarse al lado de "malos vientos del partido popular" (18/7/2013). ¿Qué ha cambiado? ¿Ya no desaparecen sobres y expedientes? ¿Ya no hay familiares por medio?

El 31 de octubre de 2013 afirmaba "Estos políticos no solo han saqueado nuestras carteras, no solo nos han avergonzado mil y una ocasiones y nos han decepcionado otras tantas". Hoy está usted al lado de los que hace unos meses tachaba de "saqueadores de nuestras carteras". ¿50.000 euros cambian la visión de la realidad?

No quiero alargarme "con la venia", porque las hemerotecas descubren a los farsantes. O como dice un dicho, de los que trabajamos la tierra, "el que escupe pa'rriba le cae en la cara".

Comentarios

Otras opiniones de este autor