Domingo Rigüela Padrón | OPINION

Telde, el deporte, y su concejal

A su falta de resultados en la gestión de sus responsabilidades, el señor Rodríguez, Don Pablo, une sus preocupaciones particulares, derivadas de haber apoyado al señor Rivero como candidato perdedor de su partido a la presidencia del Gobierno de Canarias en las elecciones del próximo mes de mayo. Sobre todo porque confundió el apoyo al perdedor con el comportamiento grosero hacia el vencedor de la nominación, el señor Clavijo, Don Fernando, al que hizo esperar en su visita a Telde y con el que no quiso aparecer fotografiado en prensa.

Se acaba el mandato político. Estamos en precampaña de la precampaña de las elecciones municipales de mayo 2015. El teniente de alcalde, concejal de urbanismo y patrimonio, concejal de deportes y miembro del Consejo de Administración de Aguas de Telde, entre otros cargos, no puede presentar a los vecinos ningún resultado que en estos cuatro años haya mejorado nuestra calidad de vida como vecinos de Telde con sus Aires Nuevos.

En la concejalía de urbanismo, cuatro años después, a este paso, es evidente que no se aprobará el Plan General antes de las elecciones; en la de Patrimonio las realizaciones se cuentan por subastas de patrimonio de suelo desiertas; y en la concejalía de Deportes las instalaciones deportivas se van cayendo a trozos y deteriorando por falta del mantenimiento imprescindible y su estado de ruina es mayor a cada día que pasa.

Así que el señor Rodríguez, Don Pablo, decidió aprovechar su puesto como teniente de alcalde, y sustituto de la alcaldesa en sus vacaciones, para solicitar por su cuenta la designación de Telde como Ciudad Europea del Deporte 2015 a la Asociación del mismo nombre. Sin que previamente se haya realizado un estudio de las consecuencias, de los costes y de los beneficios para la ciudad. A falta de trabajo real y efectivo en favor de los vecinos, solo el beneficio del señor Rodríguez, Don Pablo. Para que salga en unas cuantas fotos y tenga unos cuantos titulares de prensa.

Prueba de esta afirmación es lo sucedido estos días con la visita de la Comisión de Evaluación de la ACES a nuestra ciudad. No solo era un hecho desconocido para los partidos políticos de la Oposición a los que se nos ha ocultado la visita, sino que las fotos aparecidas en prensa parecen demostrar que solo se lo comunicó a la alcaldesa. Y debió hacerlo porque no le quedaba más remedio. Bastante extraño ha debido resultar a los evaluadores que no haya habido una reunión en el Salón de Plenos con toda la Corporación que es lo normal en los casos de visitas institucionales de representantes de un organismo internacional como la ACES.

Las fotos también parecen demostrar que el señor Rodríguez, Don Pablo, se ha cuidado de que su ineficacia en la concejalía de Deportes fuera conocida por los evaluadores ante la realidad del estado de las instalaciones deportivas de nuestra ciudad y les llevó a un campo de petanca, donde el suelo de tierra no demuestra falta de cuidados ni mantenimiento.

A pesar de todo ello, en Más por Telde esperamos que Telde alcance la nominación definitiva como una de las Ciudades Europeas del Deporte 2015, para que sea conocido por algo más que por políticos y funcionarios corruptos. Y esperamos también que la nominación no suponga un nuevo agujero en las cuentas municipales ni más facturas escondidas en los cajones.

A su falta de resultados en la gestión de sus responsabilidades, el señor Rodríguez, Don Pablo, une sus preocupaciones particulares, derivadas de haber apoyado al señor Rivero como candidato perdedor de su partido a la presidencia del Gobierno de Canarias en las elecciones del próximo mes de mayo. Sobre todo porque confundió el apoyo al perdedor con el comportamiento grosero hacia el vencedor de la nominación, el señor Clavijo, Don Fernando, al que hizo esperar en su visita a Telde y con el que no quiso aparecer fotografiado en prensa.

Los Aires Nuevos para tratar los problemas de Telde y sus vecinos, de los que presumió en 2011, han quedado en 2014 en Aires Viejos, y en retroceso. Aires Viejos de preocupación porque en estos cuatro años ha comprado fidelidades con puestos y cargos públicos que pagamos todos los vecinos. Y así tiene la necesidad de auto propaganda para no perder un sueldo que nunca ha ganado lejos de lo público o vinculado a ello y, posiblemente nunca gane si no es apoyando políticas basadas en meter la mano en el bolsillo a los vecinos.

Comportamientos que en Más por Telde estamos comprometidos en hacer que desaparezcan de nuestra ciudad y nuestro ayuntamiento si los vecinos nos apoyan en las próximas elecciones. Limitación de tiempo de los cargos públicos en el Poder, 8 años, bajada de sueldos de los cargos públicos, desaparición de asesores y cargos "digitales" innecesarios. Transparencia completa de la gestión económica con rendición de cuentas trimestral. Registro certificado de facturas para hacer imposible que sigan escondidas en los cajones. En resumen, medidas concretas y eficaces que por su sencillez podamos cumplir.

Medidas que sean las herramientas políticas diarias que nos permitan acabar con el auto bombo y el uso de los recursos de todos para beneficio de unos pocos, ya sea viajando a Corea o solicitando nominaciones. La política como servicio, no como empleo.

 

Comentarios

Otras opiniones de este autor