Domingo Rigüela Padrón | OPINION

Castellano del ordeno y mando, a la oposición esperpéntica.

Nunca tuve dudas de la incapacidad de la ex Alcaldesa doña Mari Carmen Castellano para liderar el gobierno local. Todos conocimos sus salidas de tono, su insensibilidad social, su falta de decoro en algunas ocasiones, su falta de respeto a la ley y hasta como le crecieron los enanos en su propia organización. Pero sus demandas sociales como líder de la oposición rayan el esperpento.

La Sra. Castellano fue responsable de contratar en la legislatura anterior hasta 23 cargos de confianza, por mor de la dudosa titulación de algunos y por la lucha interna dentro del PP acabó el mandato con 20. Además firmó la contratación a dedo, de varios directores generales y coordinadores, cuando fueron declarados inconstitucionales los nombramientos de los Directores de Gobierno, y pese a las advertencias de mi grupo político. De los 23 cargos de confianza que llegó a tener, 5 eran secretarios políticos, con lo que a su gobierno "lo asesoraban 17" cargos de confianza.

Ahora como "portavoz" del PP acusa al gobierno actual de engañar a los ciudadanos, por fijar como techo máximo o cupo para contratar hasta 19 trabajadores de libre designación, de los cuales 6 son secretarios políticos. Con lo que solo 12 son las plazas creadas depersonal destinado al asesoramiento del actual gobierno, de las cuales tan sólo se han ocupado 8. ¿19 son más que 23 en las matemáticas de la Sra. Castellano?

Además, respetando la Ley, el actual gobierno ha optado por sacar a concurso las plazas de directores generales, y utiliza a los empleados públicos en labores de asesoramiento y al frente de la empresa publica Gestel.

A mí personalmente me parece excesivo 19 trabajadores de libre designación, y como siempre hemos defendido desde Más por Telde, deben ser trabajadores públicos los que realicen esas tareas, siempre que existan dentro de la institución los profesionales que se necesitan. Pero es vergonzoso que la máxima representante del PP trate de confundir a los ciudadanos.

La molestia de la portavoz del PP en el ayuntamiento de Telde,más parece provenir de la reducciónde un 20% de su sueldo, que este nuevo gobierno ha realizado dentro de las políticas de ahorro y austeridad anunciadas y comprometidas en el Plan de Gobierno, que de su "obligación a cumplir el mandato de los vecinos", estar en la oposición fiscalizando. El servicio a los demás conlleva un sacrificio pero, para algunas personas, no tanto.Todos los concejales y cargos de confianza cobran un 20% menos que el gobierno anterior.

Como esperpéntico y curioso parece que el PP acuse al gobierno de la falta de informes o no acceso a los expedientes enla Junta de Gobierno, cuando la Sra. Castellano como alcaldesa y su gobierno, no solo, no entregaban la documentación que Más por Telde le solicitaba, sino que defendía, informe del secretarioo del Interventor municipal en mano, que no era necesario que estuvieran completos los expedientes.

Dada la filtración a la prensa de datos personales de ciudadanos, antes de que se le notificara a los interesadoso fuesen aprobados y ratificados por la Junta de Gobierno, tomaron la decisión que los expedientes fueran consultados por la oposición en la secretaría municipal para salvaguardar los derechos de los ciudadanos y permitir a la vez la máxima transparencia. Sin embargo el PP acusó de todo lo contrario al gobierno local, su portavoz,que ni se leía los expedientes, o eso afirmó en los Juzgados, ni se los dejaba leer a la oposición, y cuando lo hacía ponía un comisario político a vigilar, ahora se queja. Las cosas de no estar acostumbrada a tanta transparencia.

Pero el colmo de la desvergüenza fue el exigir el abono de los salarios de los empleados de Gestel y Fomentas. Sin que ningún trabajador se lo pidiera. Erigiéndose en defensora de los trabajadores cuando, ella y su grupo, fueron los que dejaron la deuda. ¿Será representante sindical ahora que ha vuelto a ser asalariada?

No conozco el caso de Fomentas, que si nadie lo remedia, estando en situación Concursal. Concurso de acreedores, deuda pendiente con ellos y una cuentas de 2014 con un déficit de más de 800 mil euros, salvo que el nuevo Consejo se quiera coger los dedos, imagino, acabará en los juzgados.
Pero lo que si me consta, ha sido publicado en los medios, es que a los trabajadores de Gestel se le han abonado las tres mensualidades, dejando al día sus salarios ycasi liquidada la deuda con la Seguridad social.

Sra. Castellano usted estuvo 4 meses sin pagar a estos trabajadores. Que poca vergüenza venir a exigir lo que usted no hizo.
Haga un favor a su partido y, como dice Braulio, mándese a mudar.

Comentarios

Otras opiniones de este autor