Domingo Rigüela Padrón | OPINION

El ladrillo y la cultura en CC

Conforme a los resultados que reiteradamente se repiten en las encuestas del CIS, en Más por Telde creemos que los dos problemas más importantes a solucionar para conseguir un crecimiento sano y sostenible son la corrupción y el paro. Así mismo, defendemos que cada uno tiene soluciones distintas pero al mismo tiempo una solución común: la educación, la formación y la cultura.

Pero esto es un concepto político democrático y de desarrollo social. En un concepto caciquil de la política, cerrado y de protección de privilegios y privilegiados, la educación y la cultura se proscriben porque son la mejor herramienta de progreso social de los que menos tienen, de los pobres y desfavorecidos.

Meses atrás, Telde aprobó una moción solicitando que el gobierno de canarias destine fondos del IGTE a la reapertura de las Escuelas Infantiles. Acuerdo que ha merecido una respuesta inmediata, casi instantánea, de inspiración claramente caciquil y no democrática por parte del presidente Clavijo. A la propuesta del gobierno de Telde contestó casi instantáneamente que hay que destinar los fondos del IGTE "a infraestructuras y actuaciones que mejoren la competitividad económica... las escuelas infantiles son un servicio muy importante pero en ningún caso están enmarcadas en un plan de desarrollo económico...".

No necesitan mucha glosa ni explicación tales referencias políticas de CC, y demuestran que los discursos sobre sociedad del conocimiento, campus de excelencia, nuevas tecnologías, etc., no son más que discursos vacíos políticamente correctos. Lo verdadero es que, según nuestro presidente, el desarrollo de Canarias es más ladrillo y menos educación, menos cultura.

La negación de la educación y la cultura como fuente de desarrollo humano, social y económico explica que los sucesivos gobiernos de CC hayan conseguido para nuestra Comunidad las más altas cotas de fracaso escolar de España; explica que hayan conseguido que más de la mitad de nuestros vecinos en paro no tengan el graduado escolar. Son resultados lógicos cuando el presidente autonómico cree que la educación y la cultura no es desarrollo económico.

Tal vez debiera preguntar a sus economistas de cabecera por el papel que juega la formación en los aumentos de productividad y los aumentos de productividad en los salarios. Preguntar porqué las regiones españolas con salarios más altos son las que menos paro tienen. Y a la inversa, por qué las regiones con salarios más bajos, Canarias entre ellas, son las de mayor desempleo. Seguro que le explican algo sobre formación, educación y cultura. Algo que tiene que ver con la productividad.

Con esta referencia de sus mayores en CC, no es extraño que en Telde Don Pablo Rodríguez apoyara fervorosamente el cierre de las Escuelas Infantiles decretado por el PP. Y tampoco es extraño que ahora, su grupo municipal, en el Pleno, reclame la construcción y desarrollo del Parque Aeroportuario en nuestro municipio. El ladrillo como política de desarrollo, de urbanización y ocupación del suelo aunque tal pretensión no tenga justificación lógica, económica o social alguna. Imaginemos por un momento que seguimos los valores que justifican estas actuaciones políticas de CC.

El Parque Aeroportuario ocupa un millón de metros cuadrados de suelo que hay que urbanizar, lo cual supone una inversión de entre 60 y 80 millones de euros para transformar el campo moviendo tierras, aplanando suelo, transformando el paisaje, asfaltando, acerando, plantando farolas. En resumen, urbanizando. Supongamos que el Parque Aeroportuario tiene una edificabilidad del 20%. Ese desierto de parcelas urbanizadas tendría 200.000 m2 de edificabilidad. Y ahora ¿qué? ¿Tiene CC los fondos para realizar tan enorme inversión? ¿Tiene CC el listado de empresas que comprarían esa edificabilidad y construirían en ella 200.000 metros cuadrados de naves?

Tal vez CC no se ha parado a reflexionar que el Parque Aeroportuario es el área de servicios de un aeropuerto ampliado que AENA no tiene previsto construir en los próximos 25 años. Tal vez no se ha parado a reflexionar que está exigiendo asfalto y ladrillo en un Parque Aeroportuario sin aeropuerto.

La educación, la formación y la cultura producen muchos beneficios sociales económicos e incluso personales. Enseñan a reflexionar antes de emitir opinión. El desprecio manifiesto por ellas hace que los dirigentes de CC hablen de ladrillos y asfalto sin haber reflexionado antes.

En Más por Telde creemos que esos 80 millones de gasto en asfalto reclamados por CC, contribuirían mucho más al desarrollo de nuestra isla y de Telde en ella, si el Gobierno de Canarias los invirtiera en Educación, Formación y Cultura de todos los vecinos y ciudadanos.

Comentarios

Otras opiniones de este autor